Item List

Read More

Aarón Nicoya Rodríguez

Nicaragua

No se puede permanecer en la gracia sin un corazón agradecido. Es imposible alcanzar conocimiento espiritual sin una entrega incondicional a mi voluntad. No se puede ser útil en mi reino sin un reconocimiento de la bajeza y pequeñez humana. No se puede vivir para alabanza y gloria de mi nombre si se busca la gloria propia. No se puede estar en mi presencia sin un espíritu quebrantado y humilde. Yo Jehová. Amén.

Alicia Sukial Pérez

Panamá

¿Hasta cuándo claudicaréis en dos opiniones? Si Jehová es Dios, servidle; y si Baal, id en pos de él. No más flaquezas, digo pues andad en el Espíritu y no satisfagáis la concupiscencia de la carne. Solo el fruto del Espíritu nos libra de condenación porque contra tales cosas no hay ley. Retén lo que tienes, y ninguno tomará tu corona. Amen.

Alvaro Smith Villegas

Panamá

Como Jacob has luchado y has vencido. Hoy comienza una nueva vida, porque no estás solo, Yo estoy contigo. Las fuerzas del mal quisieron destruirte, pero clamaste a Mí, y Yo vine a tu encuentro para rescatarte y darte de mi Espíritu Santo y poder. Álvaro, imita a los fieles, y Yo Jehová siempre estaré contigo, porque Yo honro a los que me honran, y me hallan los que madrugando me buscan. No se aparten de Mí, porque Yo estoy a la puerta. Coronado y santificado para vencer. Amén.

Amanda Reyes

Cuba

En la ternura de tus años y tus días buenos has venido a Mí para entregarme tu juventud. Retoño de buenas obras y fiel testimonio brotará de tu plantío, porque Yo Jehová cuidaré de ti. La lluvia temprana y tardía regará tu jardín para que tu olor fragante traiga a otros a mi reino. Recíbela, es mi ungida. Amén.

Ana Montero González

Panamá

He aquí el Señor viene en las nubes montado en su caballo blanco, para dar su galardón a los escogidos. Vengan con alegría a glorificar al que era, al que es y al que ha de venir. ¡Hosanna, viene el Rey! ¡Aleluya!

Ana Méndez

Ecuador

Al reino de los cielos se hace fuerza y los valientes lo arrebatan. El sufrimiento en esta vida no es de comparar con la gloria venidera. Ana, decisiones equivocadas no quiero, ¡ya eres limpia! Consérvate en santidad, porque regresa tu Salvador. Amén.

Anais Velásquez Delgado

Panamá

El que hizo los idiomas hizo esto, me manifesté en otras lenguas con poder para que no dudes de mi grandeza. Yo SOY EL QUE SOY, ato y desato las ligaduras de opresión; hoy eres libre, anda con la frente en alto y dile al mundo cuán grandes cosas ha hecho el Poderoso y santo es su nombre. Amén.

Anaivis Acosta Cordero

Cuba

Te estoy llamando para que seas un instrumento en mis manos para edificación de mi reino. Eres escogida porque tú también eres hija de Abraham. Llama a los tuyos para que sean salvos. Es tiempo de apresurarse y entrar a las moradas eternas.

Areli Abigaíl Gutiérrez Zapata

Nicaragua

¡Hay esperanza!, esperanza para un mundo en tinieblas; esperanza que la luz no se apagará, que el testimonio de la verdad continuará, que aunque prevalezcan las tinieblas, siempre habrá antorchas y faros que conduzcan a los náufragos al puerto de eterna paz, que habrá pregoneros de justicia hasta el final y el mal no prevalecerá. Abigail, eres parte de ese ejército de jóvenes valientes que levantarán el estandarte de la fe, nunca te avergüences de mi Palabra, y estaré contigo siempre. Amén.

Argelia Ortega

Panamá

En torbellino de mi misericordia me he manifestado, para romper todas las cadenas que te ataban; hoy te hago libre, hoy eres santificada y una vez más te perdono. Argelia, ¿me amas? Demando de ti que te unas a los fieles, para que haya un solo lenguaje y un solo sentir. Recuerda, esa fue mi oración antes de ser entregado. Y a todos llamo a la unidad para que puedan permanecer conmigo para siempre. Amén.

Arisel Kindelan Wilson

Estados Unidos

Hoy Yo te bendigo porque tienes esperanza. He hecho un milagro en ti. Hay gozo en el cielo por tu arrepentimiento. Arisel, has llegado al trono de mi gracia, porque me buscaste. Yo he venido a dar vida en abundancia. El Espíritu dice a su pueblo "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, que Yo os haré descansar; pero aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón y viviréis". Amén.